fbpx

DEJEMOS DE LADO LAS DIETAS

Las dietas ya no sirven, este concepto es antiguo. No importa cuál es tu objetivo, ya sea bajar, subir o mantenerte en tu peso, combatir enfermedades autoinmunes, problemas digestivos, o simplemente mejorar tu calidad de vida, la única respuesta es comer bien, saludable y sin privaciones.

√ Comer lo que queremos mientras sea elaborado con productos de buena calidad y frescos, teniendo en cuenta nuestra bioindividualidad y necesidades, es lo mejor que podemos hacer para estar saludables.

Si seguimos este camino, nos mantenemos físicamente activos y aprendemos a escuchar a nuestro cuerpo, comiendo cuando lo necesitamos y hasta un 80% de nuestra capacidad digestiva, estaremos bien encaminados para sentirnos mucho mejor, tener más energía y estar conformes. Para no superar este 80% de nuestra capacidad digestiva, les recomiendo que se sirvan un plato balanceado (proteínas, carbohidratos y grasas saludables) y siempre lo acompañen con mucho verde y verduras con colores vivos y atractivos. Es un círculo virtuoso: cuando uno está bien de ánimo tiene más ganas de hacer cosas, encarar nuevos proyectos, rodearse de gente positiva y hacer más actividad física con regularidad.

Todo pasa por la actitud: a través de mi experiencia, puedo asegurarles que lo más importante es no darse por vencido, pensar en positivo, cualquiera sea el desafío que tengamos en nuestras vidas, mirar para adelante, y rescatar lo bueno ante la adversidad, para sobrellevar nuestras cargas y realmente sentirnos liberados y realizados. Nuestra actitud es la que va a determinar el éxito en nuestro camino y por ende nuestra felicidad al sentirnos realizados.