fbpx

SENTADILLAS: UN EJERCICIO INDISPENSABLE

Las sentadillas son un clásico en los programas de entrenamiento para profesionales y amateurs. El movimiento para realizar las sentadillas tiene muchos beneficios: nos brinda fuerza, energía y flexibilidad.

Hay muchas variedades de sentadillas que se pueden realizar todos los días, ya que nos permite recuperarnos entre los entrenamientos y no genera fatiga muscular.

Algunos de los beneficios de este ejercicio son:

√ Aumenta la fuerza y la energía. Las sentadillas te dan fuerza en las piernas y glúteos, y en tendones y cuádriceps, importantes para la estabilidad.  El movimiento también mejora la potencia de la extensión de la cadera, esencial para mejorar el salto vertical.

√ Podés obtener una mejor definición muscular en piernas y cola. Es una excelente manera de formar músculo magro y extremidades tonificadas. Para las mujeres: es un mito que si agregás peso a tus entrenamientos vas a aumentar de tamaño y ponerte “grosa”, ¡así que no tengas miedo de agregar peso a tus sentadillas!.

Mejora la movilidad en las caderas y tobillos. Las sentadillas con peso son muy buenas para aumentar la movilidad en las caderas y tobillos y te ayuda a reducir los dolores de rodilla y espalda.  Es una manera efectiva y segura para mejorar la movilidad sin perjudicar las articulaciones.

√Refuerza y tonifica tu cuerpo. Practicar sentadillas con peso es un desafío para que el cuerpo se estabilice durante el movimiento completo del ejercicio.  Los músculos abdominales están involucrados, así que otro beneficio es ¡una panza más chata!

 Mejora la postura.  Ya sea con o sin peso, en las sentadillas utilizás la parte superior de la espalda para estabilizar tu cuerpo durante el movimiento.  Esto tonifica los músculos responsables de una postura apropiada.